ENTRA EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

ENTRA EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE
Pincha en la imagen y accede a nuestro canal de youtube.

domingo, 29 de abril de 2012

RUTA AL DESIERTO DE TABERNAS

Aunque por norma general este blog está dedicado principalmente a rutas en moto por Andalucía para hacerlas en el mismo día, tomando como punto de salida Lantejuela por su cercanía al centro de nuestra Comunidad Autónoma, en esta ocasión os propongo una ruta de un par de días para no tener que ir con prisas, ya que por la lejanía con la provincia de Almería, hacer las rutas en el mismo día no sería del todo gratificante, aunque no imposible.
Durante la ruta que te presento te propongo una visita al único desierto que existe en toda Europa, y que por su singular aspecto, ha motivado que fueran muchos los directores de Hollywood los que se aventuraran hasta estas tierras para rodar sus películas: el Desierto de Tabernas. Considerado Paraje Natural, con una extensión de 280 km cuadrados, entre los términos de Gádor, Tabernas, Gergal, Alboloduy y Santa Cruz, su imagen es cautivadora a pasar del aspecto desnudo y despoblado de su terreno, pero sin lugar a dudas lo hacen un lugar interesante de visitar.
Comenzaremos nuestro recorrido tomando en Osuna la A-92 en sentido Granada-Almería, destacando de esta parte de la ruta por autovía el tramo desde Archidona hasta Loja y por supuesto la subida al Puerto de la Mora junto al P.N de la Sierra de Huétor. Una vez que entres en la Hoya de Guadix no es raro que te vayas encontrando casas cuevas en las montañas que están junto a la autovía. Pasada Guadix, las vistas de Sierra Nevada son espectaculares, sobre todo si aún tienen nieve. Siguiendo desde Guadix por autovía no tardarías más de una hora en llegar a Tabernas, pero como eso sería altamente aburrido, nosotros nos salimos de la autovía en La Calahorra donde pudimos contemplar de nuevo su singular castillo. Desde aquí, comenzamos la subida al Puerto de la Ragua (2.000 m.) entrando en el Parque Natural de Sierra Nevada, por una carretera estrecha, llena de curvas con fuerte pendiente y con nieve en los márgenes de las carretera a medida que coronábamos el puerto. La carretera presenta mal aspecto al comienzo, alternando después tramos más anchos y firmes, con otros estrechos con algunas irregularidades. A los pocos kilómetros de comenzar el descenso te encontrarás un desvío que te indica Bayárcal, que es el pueblo de Almería situado a mayor altitud y que pertenece a las Alpujarras Almerienses. Tomar un refrigerio junto a su iglesia mudéjar siempre reconforta el ánimo y da descanso al cuerpo. Saliendo de dicha localidad la calzada se vuelve un poco más ancha y mejora el firme, por lo que a pesar del buen número de curvas, este tramo hasta enlazar con la A-348 se hace a mejor ritmo, rodando entre desfiladeros y barrancos. Al llegar a Laujar de Andarax nosotros fuimos buscando la carretera que te he comentado antes y que atraviesa todas las Alpujarras, pero viendo el mapa veo que se podría haber seguido por carretera comarcal hasta Fondón por Fuente Victoria, habiendo aprovechado más el trayecto, ya que desde la carretera se veía una imagen muy atractiva de Fondón, que mostraba al viajero interesantes edificios que visitar.



Desde esta localidad, la A-348 se vuelve muy atractiva para rodar en moto, pues el trazado está lleno de curvas rápidas y largas a medida que subes y bajas, rodando entre Sierra Nevada a tu izquierda y la Sierra de Gádor a tu derecha. También le dan un toque atractivo las localidades que se encuentran a pie de carretera como Almócita o Rágol, aunque nosotros decidimos parar a tomar café en Huécija porque nos llamó la atención los las torres de sus monumentos. De nuevo en la carretera, a medida que íbamos llegando a Gádor el aspecto iba cambiando tornándose más árido, haciéndome sentir como uno de esos actores de los Spaghettis Westers a lomos de mi montura. Nosotros atravesamos Gádor para buscar luego la autovía A-92 que nos llevaría hasta la N-340 en dirección Tabernas, pero no te lo recomiendo pues nos resultó un poco caótico atravesarla y no había demasiadas indicaciones. Para colmo, la carretera de enlace con la autovía atravesaba urbanizaciones de chalets y era muy estrecha y bacheada. Lo único bueno que tuvo fue que en lugar de enlazar con la autovía, salimos a la antigua nacional y pudimos evitar las prisas de la A-92. En dirección a Tabernas por la nacional encontramos varios parques temáticos relacionados con las películas del Oeste. Una vez que llegamos a la localidad de Tabernas, sobre las 19:00 horas, nos dirigimos al centro del pueblo.  Concretamente a la Plaza de la Rotonda buscando el Hostal Avenida, que nos habían recomendado y que por 35€ por habitación doble con derecho a garaje para las motos, estaba genial. Una vez acomodados nos dedicamos a visitar la localidad, y como no podía ser de otra forma, nos atrevimos a darnos la caminata hasta los restos del castillo datado de los siglos XIV-XV que protegía la localidad. Las vistas del desierto con la caída del sol fue un agradable espectáculo que ninguno esperábamos. En la plaza donde está la Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación (siglo XVI) nos dedicamos a dar buena cuenta de las tapas típicas de sus bares y demás establecimientos antes de una buena ducha para quitarnos la arena del desierto y un sueño reparador para afrontar el regreso.Con la salida del sol, las máquinas hicieron rugir sus motores y nos lanzamos de nuevo a la A-92 que seguiríamos hasta Alcudia de Guadix, no sin antes visitar la bonita localidad de Gergal, donde nos acercamos atravesando estrechas calles y empinadas cuestas hasta su castillo desde donde se contemplaban unas buenas vistas de toda la localidad. A medida que nos íbamos acercando a la provincia de Granada volvían las hermosas vistas de las nieves de Sierra Nevada e interesantes pueblos situados junto a la autovía y que tendré que estudiar con más detenimiento, pues me fijé en que la antigua nacional recorría algunos tramos junto a la autovía uniendo algunos de estos pueblos, por lo que la próxima vez trataré de tomar dicho itinerario. En Alcudia de Guadix abandonamos la autovía dirigiéndonos primero hacia Guadix, donde aprovechamos para visitar una de sus Casas Cuevas, continuando después hasta Purullena, donde continuamos hacia La Peza, aunque sin llegar hasta esta localidad, ya que al llegar al cruce con la GR-3201, nos dirigimos hacia la derecha en dirección Granada pasando por el Embalse de Fco. de Abellán. Una vez que llegamos a la autovía, seguimos de frente en dirección Darro, continuando por la A-308 en dirección Iznalloz. Desde aquí sólo tuvimos que seguir las indicaciones para llegar hasta Alcalá la Real, para posteriormente continuar como tantas otras veces por la Ruta del Califato hasta llegar a Estepa, donde volvimos a enlazar con la A-92 para poner fin a esta ruta de 700 kilómetros en Lantejuela.
Nos vemos en la carretera


domingo, 1 de abril de 2012

RUTA DE LOS MINEROS DE HUELVA II: POR TIERRAS DEL ANDÉVALO


Una vez más nos adentramos en tierras onubenses para disfrutar del trazado de sus carreteras. Sinceramente os diré que es una de las provincias por las que más disfruto rodando en moto, ya que la mayoría de estas carreteras de sierra, no sólo cuentan con un paisaje agradable a la vista, sino que el trazado suele contar con zonas de curvas rápidas y largas que te permiten mantener el ritmo de la marcha sin tener que recurrir constantemente al cambio de marcha o al freno. Del mismo modo, el estado de la calzada suele ser bastante bueno, cosa que se agradece cuando ruedas en moto, y aún más cuando la suspensión de esta es un tanto dura. Esta ruta se adentra en la región de la provincia de Huelva conocida como El Andévalo, situada entre la región de El Condado de Huelva al sur, Portugal a su izquierda y la sierra de Aracena y Picos de Aroche por el norte. Es una región que desde antes de nuestra era, ya fue explotada por diversos pueblos que encontraron un filón de riquezas en sus minas a cielo abierto. Su relieve es moderado, con lomas suaves que te harán subir y bajar constantemente en tu recorrido, cambiando el paisaje cada pocos kilómetro: unas veces de campos de cultivo, otras de dehesas, paisajes más propios de decorados de películas de Ciencia Ficción de serie B cuando pasas por alguna de sus minas a cielo abierto y zonas donde el agua corre constante al pasar por alguno de los principales ríos de la provincia o junto a alguno de los embalses de la zona. Pero de lo que no te quepa duda es que, si eres de los que les gusta enlazar curva tras curva sin tener que tocar el freno para no perder el ritmo, disfrutarás como loco de estas carreteras. Esta ruta tiene algunos tramos que comparte con dos de las rutas que encontrarás en el libro “Descubrir Andalucía en Moto”, por lo que obviaré la descripción de estos tramos haciéndote referencia a dichas rutas cuando llegue el momento.
Podemos considerar esta ruta como una continuación de la Ruta de los Mineros de Huelva que recojo en el libro o como una variante, ya que ambas rutas comparten el paso por algunos tramos de carretera y por algunas localidades de interés turístico en las que merece la pena parar. De hecho, ambas rutas tienen en común su inicio, ya que en ambas tendrás que desplazarte hasta la conocida localidad de Valverde del Camino, cuyas botas son conocidas fuera de nuestras fronteras. No voy a caer en la redundancia de repetir el recorrido hasta esta localidad o lo que puedes visitar en ella, cuando sólo tienes que echar un vistazo a la página 177.
Desde Valverde del Camino saldremos por la A-496 en dirección Calañas. A los pocos kilómetros encontrarás fuertes pendientes entre zonas pobladas de árboles que rodean la carretera, y en algunos puntos las paredes de algunos montes harán las veces de guardarrailes. Encontrarás un cruce rodeado de montes junto al río Odiel, con una carretera a tu izquierda que me entró por el ojo y que he visto que enlaza con la la N-435 al sur de Valverde, así que estoy pensando que la próxima vez que repita esta ruta, llegaré hasta Niebla para volver a desayunar contemplando sus murallas y desde allí comenzaré la ascensión buscando dicha nacional a través de las localidades de Candón y Beas para así probar la carretera que te he comentado antes. Con este paisaje llegarás a la pedanía de Sotiel Coronada, encontrándote en primer lugar a tu paso, el Puente de San Rafael (siglo XVIII) sobre el río Odiel, hallándose muy cerca de este los restos de un antiguo molino. No es raro ver los domingos a algunos senderistas tomando los caminos que parten desde el puente y que siguen el curso del río. También encontrarás en esta localidad dos conocidas ermitas muy cercanas entre si, las cuales, según la tradición, la ermita de Ntra. Sra. la Coronada se edificó en el año 1.520 tras aparecerse la Virgen a un pastor de Valverde, y la ermita de Ntra. Sra. de España, donde se cuenta que falleció el último rey Godo de España tras la batalla de Guadalete en el 711 contra los musulmanes. En esta ermita se pueden encontrar sillares y piedras talladas en época romana. Atravesando la localidad en dirección a Calañas, encontrarás una fuerte pendiente de subida con curvas un poco más cerradas, aunque se pueden pasar a buen ritmo jugando sólo con el gas, ya que, como te he dicho, la pendiente es bastante pronunciada. En pocos kilómetros llegarás nuestro siguiente destino, encontrando a las afueras de la localidad un pilar de finales del siglo XIX donde aún hoy se suelen llevar a las bestias a beber agua. Junto a este se encuentra una antigua fragua donde se herraban a los animales. Justo enfrente del pilar, encontrarás la calle que te conducirá hacia el centro de la localidad, donde hallarás la Plaza de Ntra. Sra. de Coronada, vigilada desde 1.937 por una imagen de esta Virgen, ubicada junto a la Plaza de Abastos inaugurada en el 1.929. Hoy día con la proliferación de grandes supermercados está en desuso. Frente a esta encontrarás la Iglesia Parroquial de Santa María de Gracia (siglos XVI-XVII), de estilo gótico tardío. Si echas un paseo alrededor de la majestuosa iglesia, encontrarás también el Ayuntamiento de Calañas en plena Plaza de España (siglo XIX), que con sus ventanales con arcos que imitan los de herradura musulmanes y su fachada de ladrillos bien podría pasar por estilo mozárabe. Saliendo de la localidad en dirección Cabezas Rubias, pasarás por una zona concurrida de bares y locales, encontrando a tu derecha una calle sin salida que te conducirá hasta un molino de factoría reciente, que imita a uno que se encontraba antaño en esa ubicación.
Cuando salgas a la carretera, te toparás con la carretera de El Cerro de Andévalo, que se le ve muy buena pinta en el piso de la carretera, y que sería una buena opción para cortar camino. Es una de las variantes que tengo pendiente para otra ocasión, aunque como verás más tarde, no es de mis prioridades. Una vez que enlaces de nuevo con la A-496 en dirección a Cabezas Rubias, te encontrarás con un tramo con poco atractivo paisajístico pero con un trazado rápido de curvas amplias y largas mientras ves las sierras a lo lejos. A los pocos kilómetros de Calañas te encontrarás un desvío a tu izquierda con la indicación de Villanueva de las Cruces. El asfalto presentaba buen estado e intuyo que el recorrido debe ser más atractivo, pues se interna de nuevo en la sierra por una zona más boscosa, llevándote esta carretera hasta la población minera de Tharsis, que nos recuerda al imperio perdido de los tartessos. Desde esta localidad podrás acceder hasta Cabezas Rubias por la A-495, por la que si he rodado hace varios años y de la que recuerdo que tenía un trazado rápido y entretenido. (Esta variante sí quiero tomarla la próxima vez que me interne por estas tierras).
Cabezas Rubias es una localidad en la que no me he parado todavía, así que no puedo contarte mucho sobre ella. En internet mencionan la Iglesia de Ntra. Sra. de Consolación, del siglo XVIII, la ermita de San Sebastián y el merendero que encontrarás subiendo por la carretera de Tharsis, donde hay un molino de viento y se puede contemplar toda la localidad. En la próxima visita por estos lares me detendré aquí y así te cuento si merece la pena.
Desde Cabezas Rubias podrías seguir subiendo hacia el norte en dirección Rosal de la Frontera, siendo lo más atractivo los 20 kilómetros más próximos a esta localidad, por volver a internarse entre lomas y colinas cubiertas de árboles (normalmente, pinos y eucaliptos), pero nuestro itinerario nos llevará hasta la N-435 por la HU-7104, pasando por las localidades de La Joya, San Telmo y Valdelamusa. Este recorrido se vuelve muy atractivo, rodando en muchos tramos rodeados de eucaliptos que impregnan el aire con su aroma incluso con el casco cerrado, encontrando a nuestro paso varios embalses, contrastando el color azul del agua con el verde de los árboles y el color característico de la tierra del Andévalo. Un tramo que os hará disfrutar de vuestra moto tanto si sois de los que le gusta rodar tranquilos gozando de las vistas, como si sois de los que buscáis rodar a ritmo rápido enlazando curva tras curva mientras tiráis la moto a un lado y a otro. De las localidades que encontrarás a tu paso, sólo paré en la localidad de San Telmo para visitar su mina, encontrando las indicaciones a tu izquierda antes de llegar a la localidad. Tendrás que rodar aproximadamente 1 kilómetro por camino de tierra, aunque no entraña ninguna dificultad. Desde el aparcamiento salen dos paseos para contemplar la mina desde varios puntos, encontrándote una mina a cielo abierto cubierta de agua en un entorno atractivo donde prevalecen los colores rojizos y pardos de esta región minera. Atravesando la localidad, casi a las afueras, encontrarás a tu derecha una gasolinera, y casi enfrente, una escalera que te conducirá hasta uno de los miradores de la mina. Esta opción es muy recomendable para aquellos a los que no les gusta meter su moto por caminos.
Una vez que enlaces con la N-435 el itinerario de regreso es el mismo que en la Ruta de los Castillos de Huelva II (página 187), tomando la A-476 que tantas veces describo en el libro.
Esta ruta no destaca por los monumentos de las localidades que atraviesa, pues en su mayoría son pequeños pueblos con un pasado minero que ya está en desuso, y su mayor atractivo está en las carreteras por el buen estado del firme y por su trazado rápido a pesar del buen número de curvas que encontrarás entre estas sierras. Como ya te he dicho, esta ruta aún no está del todo perfilada pues hay dos variantes que quiero probar la próxima vez que ruede por estos contornos, que son la subida a Sotiel Coronada desde Niebla, y el rodeo por Tharsis antes de llegar a Cabezas Rubias. Os mantendré informados en el momento que me aventure otra vez por el Andévalo.
Otras localidades de interés: Alosno y Puebla de Guzmán
RESUMEN DE LA RUTA
Distancia aproximada
460 Kilómetros
Mejor tramo.
Todo el recorrido por la provincia de Huelva es muy divertido y atractivo
Asfalto
Bueno o muy bueno. La última vez que pasé la N-435 tenía tramos en obras y algunos parches en el asfalto.
Trazado
Muy divertido en la zona de Huelva, con muchas curvas rápidas, largas y abiertas en su mayoría
Visita más interesante
Sotiel Coronada, Calañas y la Mina de San Telmo
¿Qué comer?
No te vengas sin probar el gurumelo (tipo de setas)